TITULARES DE PRENSA DEL VIERNES 7 DE FEBRERO DE 2014

GRUPO DE EX PRESOS CRITICA A LA CORTE

Dice que traslado de Mota no se ajustó a las normas.

El grupo Crisol que reúne a ex presos políticos, considera que el Poder Judicial uruguayo “no ha cumplido con sus obligaciones constitucionales” porque se ha constituido en “un vergonzoso obstáculo” a que sean procesados más responsables de violaciones de los derechos humanos durante la dictadura.

El País, p.8.

 noticia10-de-abril

BALBI SE SUMÓ A LA DEFENSA DE CAMPIANI

Trabajará junto a su colega Barrera, que ya tiene el caso.

El abogado penalista Alejandor Balbi se sumará a la defensa de los empresarios argentinos Matías Campiani, Sebastián Hirsch y Arturo Álvarez Demalde, ex responsables del consorcio Leadgate que administró Pluna entre 2007 y 2012 y que fueron procesados con prisión el 21 de diciembre de 2013 por diversas irregularidades en su gestión al frente de la liquidada aerolínea.

El País, p.8.

JUECES AMIGOS

Á: Parece que existe gran malestar en el Poder Judicial con el gobierno nacional, según los ministros de la Suprema Corte.

B: Pura tontería, mire. El otro día me fui hasta el acto de asunción de Jorge Larrieux como presidente de la Corte y hasta daba vergüenza la de besos que se tiraban los ministros con el presidente José Mujica.

Á: ¿En serio? Pero yo leí los diarios…

B: Pura manija. Mujica estaba muy sonriente con los ministros de la Corte. Cada vez que hablaba uno y tiraba una pedrada, Pepe comentaba al oído alguna ocurrencia con otro ministro de la Corte. Y así fue toda la ceremonia. Es cierto que hubo discursos medio virulentos, pero nada que saliera de su cause natural. Pura bombita de humo, mire.

Caras y Caretas, p.7.

EL RESPETO DEBIDO AL PODER JUDICIAL

Editorial de Eduardo Héguy Terra.

(…) “El Poder Judicial fue atacado el año pasado. Se pretendió, con violencia, desconocer su autoridad para disponer el traslado de una magistrada, la Dra. Mariana Mota, de sede penal a sede civil. Se pretendía, desde el malón -¿cuántos de ellos leyeron a Montesquieu?- otorgarle exclusividad para entender en causas relativas a presuntas violaciones a los derechos humanos ocurridos en dictadura.

¿Es que los demás jueces uruguayos carecen de capacidad o legitimidad para ocuparse de estos temas? ¿Qué se pretendía lograr con la permanencia de Mota? ¿Por qué hasta la propia magistrada reacciona?. La invasión de la sede de la Suprema Corte de Justicia, en febrero de 2013, por agresivos y conocidos manifestantes, notoriamente afines a ideologías ajenas a nuestro ordenamiento jurídico constitucional, interrumpiendo su normal funcionamiento, es un hecho gravísimo, sin precedentes, y que merece el rechazo de toda la sociedad y el repudio enérgico de todos los sectores políticos”.

“El ejercicio que termina fue duro, expresó el presidente saliente, Jorge Ruibal Pino, y agregó “esperamos otro año igual o pero”- por cierto que no es fácil pronunciarse sobre la inconstitucionalidad de las leyes aprobadas por el gobierno-, “por eso , a mi compañero entrante le deseo éxito y un poco de suerte”. Pero no es solamente suerte lo que necesita Larrieux para cumplir con su responsabilidad indeclinable en la defensa de los valores que son esenciales en nuestra democracia. Necesita firmeza, claridad, respaldo, coraje, convicción.

Necesita hacer docencia, explicarle a la gente lo que está en juego. No descansar nunca, no bajar la guardia, prepararse para lo peor. Cuando Larrieux refiere que los incidentes dl año pasado no deben interpretarse como una pérdida de autoridad de la Corte, que ha dado sobradas muestras de independencia, pero sí como indicadores  de la pérdida del sentido, en ciertos sectores de la ciudadanía, “de lo que representa el Poder Judicial como tutela de derechos y custodio de la Constitución y garantía de todos”. ¡Es precisamente por ello que la atacan y buscan desacreditarla! (…)

El Observador, p.11.   

Compartir