TITULARES DE PRENSA DEL VIERNES 3 DE MAYO DE 2013

TRIBUNAL: “CULPABLE LIGEREZA” DEL MSP

Salud Pública. La Justicia ordenó suministrar un medicamento a una paciente oncológica.

Un Tribunal de Apelaciones cuestionó al Ministerio de Salud Pública (MSP) por recurir sin fundamentos una sentencia a favor de una paciente oncológica que reclamó judicialmente un fármaco de alto costo.

Caso: la paciente que ganó el juicio al MSP tiene 43 años y padece cáncer en el hígado.

El País, p.11.

JUSTICIA PROCESÓ A UNA ENFERMERA

En Rivera.

Por la muerte de paciente psiquiátrico que tenía a su cargo.

Fue procesada sin prisión por un delito de “homicidio culposo, en calidad de coautora” una de las enfermeras que estaba de guardia el 6 de abril, cuando un paciente se suicidó en el servicio de psiquiatría del hospital local.En ese caso también está citada otra enfermera.

El País, 2ª. Sección, p.5.

PROFESOR A LA CÁRCEL POR AMENAZAS Y MALTRATO

Liceo 21. Dirigía el Club de Ciencias; para la Justicia quería formar una “secta”.

La Justicia procesó con prisión a un docente que, estando al frente del Club de Ciencias del liceo 21 de Montevideo, acosaba, extorsionaba a los alumnos. El juez concluyó que quería formar una “secta”.

Fallo del juez Ohanian.

El País, p.13.

VERBORRÁGICO, TRANQUILO, ENSAYADO

Declaró el Caballero de la Derecha.

Henán Antonio Calvo Sánchez, conocido como “el caballero de la derecha” desde el día que ofertó 137 millones de dólares para adquirir los siete aviones de la exPluna, aseguró ante la Justicia que no operó para el empresario naviero Juan Carlos López Mena y que desconoce los detalles del proceso para la concesión del aval bancario a la empresa española.

Caras y Caretas, p.13.

EL ASCENSOR Y EL DERECHO

Escribe Leonardo Guzmán.

“Al atardecer del viernes, nos consternó la muerte de la funcionaria de la Defensoría judicial que perdió la vida al caer por el hueco del coqueto ascensor cuya puerta se le abrió sin que estuviera la caja”. (…) “Cuando las fatalidades surgen irreparables se salpica con sangre y luto la violación de las normas por distracción, liviandad o chambonada. Y entonces surge claro que el Derecho es luz, pero no tanto para iluminar con justicia los hechos ya consumados como para regular en serio la vida de un pueblo culto, que, por crecimiento de su conciencia, lo aplique a fondo y como costumbre”.(…)

El País, p.19.

Compartir