S E N T E N C I A    NRO.  22/2017

S E N T E N C I A     NRO.  22/2017

                                                                Montevideo, 22 de noviembre de 2017.-

V I S T O S:

                    Para sentencia definitiva de primera instancia estos autos caratulados “MORALES, ANTONIO – UN DELITO DE RAPIÑA ESPECIALMENTE AGRAVADO, EN CONCURRENCIA FUERA DE LA REITERACION CON UN DELITO DE LESIONES GRAVES ESPECIALMENTE AGRAVADO” Ficha IUE 99-283/2017 seguidos con intervención de la Fiscalía Letrada Penal de Montevideo de 30° Turno y la Defensa Pública a cargo de la Dra. Estefanía Colman

R E S U L T A N D O:

I.- ACTUACIONES INCORPORADAS AL PROCESO

1.- Por sentencia interlocutoria N° 222  de 22 de noviembre de 2017, se tuvo por admitida la solicitud fiscal de formalización de la investigación con sujeción al proceso de Antonio Morales bajo la imputación de un delito de Rapiña especialmente agravado en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de Lesiones graves especialmente agravado en calidad de autor. (Se dispuso a su respecto medida cautelar de prisión preventiva a la que actualmente se encuentra  sometido).

2.- La Fiscalía acordó con el imputado Antonio Morales, debidamente asistido, la aplicación del proceso abreviado, lo que dimana del escrito presentado  que firmaron conjuntamente..

3.- Las conclusiones a la que se arribó en el acuerdo glosado dan cuenta de la siguiente plataforma fáctica:

El 5 de abril de 2017 a las 15 horas, el imputado Antonio Morales concurrió a la panadería “La Buena Estrella” sita en Rondeau 4015 portando un revólver calibre 22, marca Smith & Wesson con el que amenazó a la Sra. María Mercedes García, quien se encontraba detrás de la caja registradora. La mujer comenzó a gritar, ante lo cual Morales le efectuó un disparo en la región axilar derecha para alzarse con un botín de $1.500 de la caja (conformados por dos billetes $500, dos billetes de $200 y uno de $100)  y un celular iPhone 5C propiedad de la víctima. Fueron relacionadas las evidencias que obran en  carpeta de investigación del Ministerio Público

4.- Se convocó a la presente audiencia donde el imputado, en conocimiento de los hechos atribuidos y los antecedentes de la carpeta de investigación, aceptó expresamente su contenido y manifestó la conformidad en la aplicación de este proceso abreviado

5.- La Representación Fiscal solicitó se condene a Antonio Morales como autor penalmente responsable de un delito de Rapiña especialmente agravado por el uso de arma en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de Lesiones graves especialmente agravado por el uso de arma, a la pena de 3 años y 10 meses de penitenciaría, con descuento de la preventiva sufrida.

La Defensa no formuló reparos.

6.- Se tiene por admitidos los hechos que fueran relatados por el Ministerio Público a los que se avino la Defensa.

Se verificaron en audiencia los requisitos previstos en el art. 272 del CPP sin advertirse observaciones pues ya se había dispuesto la formalización de la investigación, la pena mínima prevista para el tipo adscripto no supera los seis años de penitenciaría y el imputado aceptó expresamente su conformidad con la aplicación de este proceso y emergencias de la carpeta de investigación; por lo que corresponde hacer lugar a la demanda acusatoria

C O N S I D E R A N D O

1.- TIPICIDAD DE LOS HECHOS RELACIONADOS

Con sujeción a los hechos relevados se responsabilizará a Antonio Morales como autor de un delito de Rapiña por cuanto con conciencia y voluntad  utilizó violencia y amenazas contra la víctima para el apoderamiento con sustracción de cosa ajena mueble.

El delito se consumó por cuanto el atracador logró apoderarse de los bienes de la víctima.

2.- El comportamiento desplegado por Morales encuentra asimismo adecuación en el tipo objetivo y subjetivo previsto en el art. 317 del C.Penal pues sin intención de dar muerte, con el disparo efectuado hacia la axila de la Sra. García, provocó una lesión por proyectil de arma de fuego  que generó daño a nivel del paquete vascular axilar derecho inhabilitándola para realizar tareas  ordinarias por un plazo mayor a 20 días.

3.- CALIFICACION LEGAL DE LA PARTICIPACION DEL ACUSADO

La conducta típica, antijurídica y culpable del prevenido encuadra plásticamente en las hipótesis delictivas de los arts. 317 y 344 del Código Penal. El agente es autor responsable (art. 60 del C.Penal) por cuanto ejecutó la acción que se expresa en el verbo nuclear de las figuras, realizando el modelo legal del tipo penal prohibitivo. El enjuiciado materializó el resultado ajustado a su intención de sustracción por lo que en la especie quedó suficientemente determinado el dolo del autor y la ejecución de la acción típica.

4.- CIRCUNSTANCIAS ALTERATORIAS.-

No se relevan en la especie circunstancias atenuantes de la responsabilidad. Como circunstancia agravante específica, se convoca el uso de arma (art. 341 numeral 2 del C.Penal) para el delito de Rapiña y en adscripción al delito de Lesiones Graves (art. 320 del C.Penal). Genéricamente se convoca la reincidencia (art. 48 numeral 1 del C.Penal).

5.- MODALIDAD CONCURSAL DE LOS DELITOS

Teniéndose presente su actuación inmediata, inscripta en la mecánica del mismo episodio, como “medio” para la comisión de la rapiña, el imputado Morales, sin intención de dar muerte, provocó en la víctima las lesiones constadas en certificado médico forense que avala la perturbación anátomo-fisiológica con peligro de vida y período de inhabilitación mayor a veinte días. Se advierte en la especie un quid pluris de la violencia aplicada por lo que corresponde adscribir el delito de Lesiones Personales en conexión teleológica. La violencia adquirió virtualidad jurídica de lesión y fue constatada fehacientemente por médico forense, permitiendo adscribir la modalidad del concurso fuera de la reiteración (art. 56 del C.Penal).

6.- INDIVIDUALIZACION DE LA PENA.- 

En la tarea de la búsqueda de una pena justa corresponde ponderar toda la información  referente al grado de culpabilidad (de acuerdo con lo que edictan los arts. 18 y 86 del C.Penal), al grado del injusto o la valoración de la gravedad del hecho y el análisis de la peligrosidad al socaire de lo dispuesto en los arts. 50, 53, 86 y 87 del citado Cuerpo normativo.

De conformidad a lo establecido en el art. 273.2 del CPP el Ministerio Público, al solicitar la pena, puede disminuirla hasta en una tercera parte de aquella aplicable al caso concreto. En este contexto el tratamiento punitivo solicitado es legal, contempla adecuadamente la entidad de los hechos de autos, las alteratorias concurrentes y la personalidad delictiva del autor (art. 86 del C.Penal).

Por los fundamentos expuestos y de conformidad a lo establecido en los arts. 12 y 18 de la Constitución de la República; artículos 1, 3, 18, 48 numeral 1; arts. 50, 52, 56, 60, 68, 86, 89, 317, 320, 340, 341 numeral 2; art. 344 del Código Penal; artículos 1, 2, 13, 119, 120, 142.3, 272, 273 y concordantes del CPP

 

F A L L O:

Condenando a ANTONIO MORALES como autor penalmente responsable de un delito de Rapiña especialmente agravado, en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de Lesiones Graves agravado, a la pena de tres (3) años y diez (10) meses de penitenciaría, con descuento de la detención cumlida, siendo de su cargo la obligación de pagar al Estado los gastos de alimentación, vestido y alojamiento conforme al art. 105 literal e) del Código Penal.-

Téngase a las partes por notificadas en este acto y entréguese copia íntegra autenticada del presente pronunciamiento.  Consentida o ejecutoriada cúmplase, remitiéndose las actuaciones al Juzgado Letrado de Primera Instancia de Ejecución y Vigilancia que por turno corresponda  

 

Fundamentos doctrinarios

Los criterios en cuanto al control jurisdiccional en el proceso abreviado, se realizan a la luz de los principios de legalidad y veracidad (que lo diferencia del “pleabargaining” estadounidense, en cuanto en este último se  permite disponer de la acción, de la calificación jurídica y prescindir de hechos; por lo que no resultaría factible aplicar este instituto en nuestro derecho, sin modificar la legislación sustantiva.

El tribunal debe fundamentalmente analizar: 1. Si la descripción de los hechos realizada por el Procurador Fiscal resulta correcta (confrontándola con la prueba preliminar producida en la instrucción) y suficiente para tener con ella por acreditada la materialidad del delito que se habrá de imputar; 2. Si el reconocimiento de los hechos y de la responsabilidad efectuados por el imputado, resulta prestado sin vicios que afecten su voluntad y completo conocimiento de sus consecuencias, y si esa confesión resulta coherente con el resto de la prueba producida; 3. Si la calificación legal de los hechos es adecuada, y 4. El monto de la pena que no sea menor a guarismo mínimo disminuido en un tercio.

Si de la aplicación del instituto, resulta el equilibrio y el respeto a las garantías, se puede lograr la conjunción de intereses del sistema penal: una política criminal que vela por un eficiente ejercicio del Poder punitivo, pero en un orden jurídico, donde el Derecho penal sustantivo coloca los frenos necesarios para mantenerlo y un proceso que responde a la pacificación razonable de los conflictos.

La opinión calificada de José Cafferata Nores da cuenta que no hay cuestión que ponga en crisis el principio del debido proceso, ya que todos sus requisitos se cumplen en razón de que “hay acusación, defensa (que se ejercita a través de un reconocimiento de participación en el delito libremente formulada, y estimada conveniente a su interés por el imputado, debidamente asesorado por el defensor), prueba (la recibida en la investigación preparatoria estimada idónea por el Ministerio Público Fiscal, imputado, defensor y Tribunal), sentencia (que se fundará en las pruebas de la investigación preparatoria- y en el corroborante reconocimiento de culpabilidad el acusado-, y recursos (que procederán por las causales comunes – ¿víctima?)

Compartir