Historia

El movimiento asociacionista en Uruguay nace en la década del 60.-

Fueron las precursoras, la Asociación de Magistrados Judiciales del Uruguay (AMJU) y la Asociación de Magistrados del Interior (AMI).-

La Asociación de Magistrados Judiciales del Uruguay, AMJU, quedó constituida en la Asamblea del 12 de julio 1962 con sede en Montevideo; la personería jurídica le fue otorgada por Decreto del Poder Ejecutivo del 16 de junio de 1964.

Entre sus finalidades se encontraba la necesidad de defender la independencia de la magistratura, bregar por el mejoramiento de las condiciones necesarias para el adecuado desempeño de la función judicial, promover e intensificar las relaciones entre los magistrados que la integraban y también con la de los otros países como medio de perfeccionamiento cultural y técnico.

Presidente y Secretario, Dres. Dante Sabini y Gualberto Pi , convocaban a los jueces a afiliarse a la institución, para el cumplimiento de los elevados fines expresados en sus estatutos, indicando la necesidad perentoria de vincularse para conocer los problemas comunes, promover soluciones y mejorar la condición institucional.

La Asociación de Magistrados del Interior, AMI, fue fundada el l8 de Julio de l964 en Paso de los Toros, Tacuarembó. Su antecedente previo fue que el 23 de Noviembre de l963, se convocó a una primera reunión de Jueces de Paz en el departamento de Lavalleja, en la localidad de Aiguá.

La necesidad de su propia existencia tuvo origen en el aislamiento y la carencia de materiales de capacitación en zona alejadas de la capital del país, incrementada por los escasos medios de comunicación de la época. Estas dificultades fueron la simiente para su creación. A dicho encuentro concurrieron colegas del departamento anfitrión, de la ciudad de Pan de Azúcar y también del departamento de Canelones. En esta incipiente agrupación se designó Secretario al Sr. Walter Fernández que comenzó las tareas de coordinación.-

Siendo uno de sus cometidos la capacitación, se organizó una actividad académica que estuvo a cargo del entonces Juez Letrado de Lavalleja Dr. Alberto Reyes Terra, siendo el tema abordado “Menores y su problemática”.-

En un importante paso hacia el asociacionismo, en esta reunión se decidió convocar a un Congreso Nacional, que cristalizó en la ciudad de Paso de los Toros    los días l8 y l9 de Julio de l964 en el Primer Congreso Nacional, al que concurrieron tres Magistrados delegados por departamento con poderes de otros colegas, habiendo asistido representantes de todos los departamentos del Interior del país.-

El orden del día incluía : 1) Nombramiento de la Comisión Directiva y determinación de la Sede; 2)Estatutos y cuota social; 3) Problemas de la Magistratura de Paz , locomoción, jerarquización de sus funciones; 4) Unión, comprensión, conocimiento mutuo, asegurar la dignificación de la Judicatura Menor y se estableció además que las   adhesiones para formar parte de la Asociación debían remitirse al colega de la 2da.Sec. Jud. de Lavalleja Sr. Darío Anastasía.-

Fue entonces que se acordó la fundación de A.M.I. – (ASOCIACIÓN DE MAGISTRADOS DEL INTERIOR)- y se estableció como Sede la ciudad de Minas.-La primera COMISION DIRECTIVA estuvo integrada por los Sres. Jueces Darío

Anastasía, Ruben Rodríguez Estévez, Dr. Hugo Castagnet, Emir Rodríguez y Emir Asconegui.-
Las inquietudes y finalidades que derivaron en ese entonces, en nuestra entrañable AMI, continúan vigentes y son las aspiraciones de la actual Asociación:-

Entre ellas la asistencia médica integral, la jubilación digna, impedir el vaciamiento de la competencia, salarios conformes a la dignidad de la función, contar con material bibliográfico jurídico a través de la Suprema Corte de Justicia, abonar los gastos de las subrogaciones, la edición de un boletín judicial, en caso de vacantes hacerlas conocer primero a los Jueces y tener en cuenta sus opiniones e intereses, y recibir el Diario Oficial en todos los Despachos Judiciales.-

Los Congresos y Asambleas se continuaron realizando por todo el país, fortaleciendo y mejorando la relación y conocimiento de toda la Judicatura del interior del País. Siempre se contó además con la participación de los Ministros de la Suprema Corte de Justicia y prestigiosos profesores que contribuyeron periódicamente a la capacitación siempre indispensable.-

El l8 de febrero de l970, la AMI obtuvo la personería jurídica.-
En la década del 70 ambas asociaciones fueron clausuradas y disueltas por el gobierno de facto y recién fueron rehabilitadas durante el primer gobierno democrático en el año 1985.-

En el mes de agosto de 1986 se concreta por primera vez la edición de la revista jurídica de AMI, cuyo nombre fue: Sentencia. El consejo redactor estuvo a cargo del entonces Procurador Pedro Keuroglián y las Dras. María Victoria Couto y Estrella Pérez Azziz.

Al tiempo de la disolución de la AMI en el periodo de facto, se incautaron los activos, entre ellos el dinero y la biblioteca. El dinero, (no así los libros) fue recuperado con el advenimiento de la democracia.  Entonces en la ciudad de Salto el día 12 de noviembre de 1989 se decidió aportar una parte de los fondos recuperados para crear un fondo social permanente, la Cooperativa de Créditos y Ahorros de AMI (COCAAMI).-

En el año 1991, entre los socios de AMI, que para entonces y por el cambio de realidad del Poder Judicial y del país, estaba integrada no solo con Jueces de Paz Seccionales, sino con Jueces de Paz de Montevideo, Jueces Letrados del Interior y de Montevideo, quienes además eran socios de AMJU, (ASOCIACIÓN DE MAGISTRADOS JUDICIALES DEL URUGUAY) comienza a germinar la idea de unificar las dos Asociaciones de Magistrados.-

Esta buena idea prosperó y luego de dos Asambleas conjuntas, los días 15 de mayo de 1993 y 2 de julio de 1993, se concretó en la Asamblea del día 3 de diciembre de 1994, aprobándose por unanimidad la fusión de ambas asociaciones.-

En esa oportunidad se designó una Comisión Directiva provisoria, integrada por los Dres. Irma Alonso, José Balcaldi y Eduardo Brito del Pino, quien fue elegido por unanimidad para ejercer provisoriamente la Presidencia.-